Enfermedad boca mano pie

Enfermedad boca mano pie

El boca mano pie es una entidad bastante común en los niños. Es una enfermedad contagiosa producida por diferentes virus. Suele afectar a niños entre 1 y 5 años de edad. Los más mayores suelen tener ya inmunidad frente a estos virus. De todas formas, también existen casos en niños más mayores o incluso en adultos.

Suele ser más frecuente durante la primavera y el verano. Es una enfermedad que normalmente cursa sin complicaciones, se resuelve de 7 a 10 días del inicio sin ningún tipo de tratamiento especial.

Los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Malestar
  • Molestias al tragar
  • Disminución del apetito
  • Lesiones cutáneas en forma de granitos rojos o vesículas (granitos con líquido dentro) en las palmas de las manos, en las plantas de los pies, zona genital o nalgas. También puede aparecer alguna lesión en otras partes del cuerpo.
  • Llagas o pequeñas ampollas en la boca,  por dentro (paladar, encías, lengua) o por fuera.

Estos síntomas no suelen aparecer todos a la vez sino que van apareciendo con el paso de los días. No todos los niños tendrán todos los síntomas y no suelen causar picor.

Aunque el niño ya haya tenido un episodio de boca mano pie, se puede repetir, ya que existen distintos virus que pueden causar esta enfermedad.

El contagio es mayor durante la primera semana de aparición de los síntomas, aunque pueden seguir siendo contagiosos durante varias semanas después. Un adulto infectado puede no desarrollar la enfermedad pero sí contagiarla a otros. El contagio se realiza a través del contacto próximo (besos, abrazos…), compartir utensilios (por ejemplo compartir vasos, cubiertos…), toser, estornudar, contacto con heces (por ej. al limpiar el pañal), contacto con el líquido de las vesículas o a través de otros objetos que hayan tenido contacto con el virus. Es muy importante mantener una buena higiene de manos con agua y jabón para reducir el contagio.

En relación al tratamiento, no existe un tratamiento específico para la enfermedad del boca mano pie. El tratamiento consiste en aliviar los síntomas, con antitérmicos en caso de fiebre o malestar. No es necesaria la realización de ninguna prueba complementaria.

Unas semanas después de padecer el boca mano pie, puede aparecer una alteración en las uñas de manos o pies. Podremos observar un despegamiento de la uña que en ocasiones conduce a la caída de la misma. Esto tiene el nombre de onicomadesis. No produce dolor, no requiere ningún tratamiento y la uña vuelve a crecer con total normalidad en unas semanas o meses.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *