Viaje a Islandia con un bebé

Viaje a Islandia con un bebé

Islandia es un país maravilloso, lleno de contrastes y que ofrece la posibilidad de adaptarlo y hacerlo muy baby friendly. Nosotros alquilamos un coche 4×4 e hicimos una ruta circular por toda la isla durante 10 días, por nuestra cuenta. Cada día dormíamos en un sitio diferente pero de esta forma teníamos la opción de ir a nuestro ritmo, con las paradas que hicieran falta y adaptando los horarios al peque.

  • Avión: para nosotros fue lo peor. Los horarios de vuelos a Islandia son malos (por la noche) y son 4,5 horas de vuelo. Nuestro peque no durmió nada durante el vuelo y se hace pesado. Los bebés por debajo de 2 años no pagan asiento, pagan sólo las tasas y van sentados en tu regazo. El cochecito lo llevamos hasta la puerta de embarque y tenemos una bolsa de viaje para transportarlo. En nuestro caso nos permitían 5kg extras en las maletas facturadas al volar con un bebé. Para el control de seguridad o para acceder al avión al ir con bebés siempre te priorizan así que te ahorrarás largas colas o tener que esperar mucho rato de pie. También te permiten llevar tu propia agua si viajas con un bebé o la comida que necesites. Nota: en el aeropuerto de Islandia no nos dejaron entrar nuestra agua porque sólo dejan entrarla si les dices que está hervida. De todas formas tienen surtidores de agua en los baños para rellenar las botellas si hace falta. Para los ascensos y descensos os recomiendo que el peque succione, sea el pecho, el chupete o el bibe. Esto ayudará a que no note la presión en los oídos.
  • Coche: reservamos una sillita para el coche e insistimos en el tema de la contramarcha. Nos ofrecieron una sillita para ponerla a contramarcha sin ningún problema, con cinturón. Para niños más mayores no sé si ofrecen sillas más grandes a contramarcha. Os aconsejo que mandéis un email antes para consultarlo. Para mí era un tema importante. También nos llevamos nuestro espejo del coche. En este aspecto tuvimos suerte porque nuestro peque suele dormir en los trayectos de coche.
  • Alojamiento: nos alojamos en hoteles o en guesthouses. Algunos de ellos tenían una pequeña cocina (eran cómo unas casitas) y os lo recomiendo. Previamente reservamos cuna en todos los sitios, no cobran suplemento y cuando llegábamos ya estaba montada en nuestra habitación, con sus sábanas. Es un país muy preparado para niños así que en la mayoría de alojamientos ofrecen cunas.
  • Comida: Nosotros nos llevamos un montón de comida des de aquí. Allí también podréis comprar cosas en el supermercado. Los días que comimos fuera el peque comió lo mismo que nosotros y en todos los sitios disponen de tronas. El primer día cocinamos verdura y hamburguesas y lo trasladamos con el termo y así ya tuvimos comida para ese día. Comida que nos llevamos: tortilla de patatas envasada, verdura envasada al vacío, conserva de guisantes y zanahoria, conserva de garbanzos, queso, pan de molde de panadería cortado, caldo, pasta de sopa, espirales de vegetales, salsa de tomate, aceite de oliva, arroz para hacer al microondas, palitos de pan, piña en su jugo, plátanos… Nos llevamos un babero, un plato y cubiertos, para poder ofrecerle la comida como él está acostumbrado y un par de tuppers para los días que cocinamos y nos llevamos la comida ya hecha.
  • Frío: en nuestro caso nos hizo sol prácticamente todos los días y dos días nevó. Os recomiendo vestiros por capas. Llevad ropa térmica para el peque, jerséis gorditos, algún polar, pantalones de pana, calcetines de lana y también es buena opción llevarse un mono tipo esquí. Es fácil y rápido de quitar y de poner y es impermeable. Llevaros gorro y guantes.
  • Maleta: nos llevamos un paquete de pañales de los que siempre usa des de aquí, también las toallitas, una toalla, jabón e hidratante, cepillo y pasta de dientes. Os recomiendo también llevaros las tijeras para cortarles las uñas (ya sabéis que les crecen muy rápido) y protección solar!! Nos fue muy útil llevarnos también una trona portátil, la usamos en los alojamientos para adaptarla a la silla y así poderle dar de cenar con normalidad. De todas formas tampoco es indispensable porque sino lo puedes sentar encima de ti.
  • Porteo/cochecito: la mochila es un MUST. También nos fue genial un abrigo para portear que nos dejaron unos amigos, imprescindible. El cochecito la verdad es que sólo lo usamos un par de días, llevaros el saco polar, el plástico para la lluvia y mosquitera si visitáis la zona del norte.
  • Salud: indispensable hacerse la tarjeta sanitaria europea. Se puede hacer por internet y llega a casa por correo ordinario. Debéis llevaros un buen botiquín.
  • Documentación: solo es necesario el DNI para viajar a Islandia.
  • Idioma: hablan inglés perfectamente en todos lados.
  • Dinero: se puede pagar todo con tarjeta de débito.
  • Rutinas y horas de sol: en mayo se pone el sol sobre las 23h y sale sobre las 3 de la madrugada. De todas formas no existe una oscuridad total. Todas las ventanas disponen de cortinas opacas pero no consiguen tapar del todo la luz. Esto es bueno porque el día tiene más horas de luz y por tanto puedes disfrutarlo más y no se te hace nunca tarde para poder hacer cosas pero por otro lado altera un poco las rutinas habituales. Dentro de lo que podáis, intentad respectar lo máximo posible sus rutinas, baño, cena y dormir a una hora decente. Mantenerlas al dedillo es muy difícil, pero en eso consisten las vacaciones también no? En ser un poco más flexibles.
  • Y por último, llevaros sus juguetes favoritos y un par de libros nuevos. Os ayudarán a entretenerlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *