Ventajas de la ropa con protección solar

Ventajas de la ropa con protección solar

Todos conocemos la importancia de protegernos correctamente del sol y la relación que existe entre la exposición solar y las quemaduras y el cáncer de piel. También sabemos que la infancia y la adolescencia es una etapa vital para la prevención.

Hoy quiero hablaros de la ropa con protección solar, que para mi es una de las mejores opciones para protegernos de los efectos perjudiciales del sol.

Lo primero que debemos saber es que no toda la ropa aporta la misma protección contra el sol.  

¿Qué características dan protección solar a una prenda de ropa?

  • Tipo de fibra: las fibras sintéticas o semisintéticas (lycra, nylon, poliéster…) ofrecen mayor protección solar en comparación con el algodón o el lino. También las telas brillantes reflejan más la radiación.
  • Entramado del tejido: cuanto más estrecho más protección.
  • Densidad y grosor: más denso, más protección.
  • Color: los colores oscuros protegen más contra los rayos ultravioletas.

¿Cómo identifico las prendas que tienen protección solar?

Con el Factor de Protección Ultravioleta (UPF). Este índice indica la fracción de rayos ultravioleta (RUV) que pueden ser bloqueados por la tela. Por ejemplo, una camiseta que tiene un FPU de 50 permite que pase 1 de cada 50 rayos a la piel. Es un índice estandarizado a nivel mundial. Únicamente las prendas que tienen la etiqueta de UPF han sigo testadas para confirmar que protegen esa cantidad de rayos ultravioletas. Una prenda de algodón, por ejemplo, tiene 5 UPF por lo que deja pasar 1 de cada 5 RUV. Se considera que una prenda tiene una excelente protección si presenta un UPF de 40 o superior.

¿Por qué recomiendo usar ropa con UPF?

  1. Ofrecen protección solar de forma constante, no se debe reaplicar cada 2 horas ni con el baño. Su eficacia no disminuye con el paso de las horas, el baño, el sudor o si nos secamos con una toalla. Pensad que el secado enérgico con una toalla puede llegar a eliminar el 80% de la protección solar que nos hemos aplicado.
  2. La protección es la que nos indica el UPF, no depende de la cantidad de crema que le he puesto. Recordad que normalmente nos aplicamos mucho menos de la cantidad de crema de protección solar que deberíamos, recordad el post un chupito de crema solar.
  3. Me aseguro que toda la zona que queda cubierta por la ropa está bien protegida. No existen zonas de descuidos.
  4. Ofrece protección des del mismo instante en que pongo la prenda. No debo ponerla un rato antes para que haga efecto.
  5. Se puede usar a cualquier edad. Las cremas de protección solar no se deben usar en niños menores de 6 meses. De todas formas, recordad que no se pueden exponer al sol los bebes menores de 6 meses.
  6. Es cómoda y rápida de aplicar. Te ahorras de perseguir a los peques para ponerles crema solar.
  7. Evita las posibles reacciones cutáneas que puede dar una crema de protección solar, por ejemplo reacciones de hipersensibilidad en niños con piel atópica. Es una opción respetuosa con nuestra piel.
  8. A la larga sale más económica que no comprar varios botes de crema solar durante un mismo verano. Además, no deja de ser eficaz a los 12 meses como la mayoría de cremas solares una vez se abren. Aunque tengas que cambiar de talla el verano siguiente, puedes reutilizar la prenda para un hermano.
  9. No genera residuo. Sabéis lo importante que es cuidar de nuestros océanos y del medio ambiente.

Mis consejos:

  1. Evitar exponeros al sol en las horas centrales del día e intentar buscar la sombra siempre.
  2. Siempre que vayáis a la piscina o a la playa es aconsejable usar ropa con protección solar por las ventajas que ya os he enumerado anteriormente.
  3. La ropa que escojáis debe tener un UPF superior a 40, preferiblemente 50.
  4. Cuanta más piel esté cubierta, mejor. Recomiendo preferiblemente las camisetas de protección solar de manga larga.
  5. Si estáis en la playa, también recomiendo usar una sombrilla que disponga de UPF.
  6. Recordad los efectos reflejantes de ciertas superficies cómo la arena o el agua. Cuando un niño/a se esté bañando en la piscina o playa también es recomendable que use estas prendas con protección solar.
  7. Debemos aplicar crema de protección solar FPS50+ resistente al agua en las zonas expuestas que no cubra la ropa (a partir de los 6 meses).
  8. Y recordad, a parte de la ropa es muy importante usar sombreros y gafas de sol. Los sombreros deberían ser de ala ancha (superior a los 7.5 cm en toda la circunferencia) para proteger cara, cuello, orejas, nariz y parte superior de los hombros. De las gafas de sol hablamos en éste post.

Si quieres estar tranquilo y seguro de que tu pequeño/a se está protegiendo correctamente del sol, yo no lo dudaría, hazte con una prenda con protección solar.

Nota: la ropa con protección solar de la imagen de cabecera (camiseta y pantalón) corresponde a Elise et Sardine. Prendas con UPF50+ con unos diseños ideales, fabricadas en Barcelona con materiales reciclados y un proceso de producción ético.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *