Protección solar en bebés

Protección solar en bebés

Una pregunta recurrente en mi consulta en los bebés que nacen a partir de primavera es, ¿podremos ir a la playa este verano? ¿qué crema de protección solar debo ponerle a mi bebé? ¿qué hacemos si salimos a pasear y le toca el sol? Hoy repasaremos todos estos conceptos sobre la protección solar en los bebés.

¿Pueden los bebés menores de 6 meses exponerse directamente al sol?

Debemos evitar la exposición solar directa de bebés menores de 6 meses y limitar la exposición solar a los menores de 3 años. ¿Por qué?

La piel de los niños y especialmente la de los bebés es mucho más sensible a los efectos negativos de la exposición solar. Los bebés tienen una piel más fina, con menos melanocitos (células que dan color a nuestra piel y que nos protegen frente a la exposición solar), con una mayor superficie corporal respeto al peso, más facilidad para deshidratarse, peor control de la temperatura y del sudor, y un sistema inmunitario que no está todavía completamente desarrollado. Todas estas características especiales que tiene la piel de un bebé hace que se acentúen todavía más los efectos nocivos de la exposición solar.

Además, nuestra piel tiene memoria, y cada quemadura solar que padecemos a lo largo de nuestra vida va sumando y aumentado el riesgo de padecer cáncer de piel.

¿Puedo usar cremas de protección solar en mi bebé?

No se recomienda la aplicación de cremas de protección solar a los bebés menores de 6 meses.

Primero de todo, porque no debería exponerse al sol, y por tanto, no haría falta ponerle ningún tipo de protección solar.

Pero además, como hemos comentado, su piel es mucho más fina y sensible y por tanto es más permeable a todos los productos que le pongamos, aumentando el riesgo de efectos secundarios.

Pero doctora, me han dicho que debe tocarle el sol para sintetizar vitamina D…

Pues no os preocupéis porque la recomendación de la Asociación Española de Pediatría es que todos los bebés menores de 1 año, tomen lactancia materna o lactancia artificial (excepto si toman más de 1L de leche de fórmula al día) deben suplementarse con vitamina D des del nacimiento. Por lo tanto, toda la necesidad de vitamina D que tienen la reciben con la suplementación.

Y si mi bebé nace en verano, ¿qué hacemos?

Salid a pasear a primera hora de la mañana o a última hora, evitando las horas centrales del día y buscad la sombra siempre que sea posible. Si cruzáis la calle y momentáneamente le toca el sol, que no cunda el pánico, no pasa nada.

La playa, mejor evitarla. Podéis ir a primera o última hora del día, siempre revisando el índice UVI previamente y bajo la sombrilla y con sombrero y todas las medidas físicas posibles. Pensad que incluso bajo la sombrilla nos llegan los rayos del sol, sean los que deja pasar el mismo tejido de la sombrilla o los que nos llegan reflejados de la arena.

Si en algún momento puntual debieseis ponerle crema de protección solar a vuestro bebé porque no se puede evitar la exposición solar, escoged un protector solar con filtros minerales (también llamados físicos).

La piel de los bebés es super delicada y requiere unos cuidados especiales. Cuidar de su piel des de pequeños, protegiéndoles del sol, es uno de los mejores regalos que les podemos hacer.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *