Música maestro

Música maestro

La música es fundamental en todas las áreas del desarrollo infantil. Ya en el útero, el feto empieza a desarrollar su sistema auditivo. En el quinto mes de embarazo los bebés ya son capaces de escuchar un mundo de sonidos dentro de la barriga: el latido del corazón de la madre, su voz, los ruidos exteriores…

Además, varios estudios dicen que tener experiencias auditivas tempranas influye en el desarrollo del cerebro, favorece el aprendizaje, estimula el lenguaje, aumenta la creatividad, mejora la psicomotricidad, influye en la capacidad de concentración, fortalece la memoria e impacta en el desarrollo emocional. Y a parte de todo esto, refuerza el vínculo familia-bebé. ¿Todavía te quedan dudas de los grandes beneficios de la música para los peques?

A continuación os daré algunas recomendaciones para introducir la música en vuestros días:

  • Pon música en tu vida y en la de tu peque. Des del embarazo, pasando por el parto y des del primer día de vida. Ya hemos visto los múltiples beneficios que esto conlleva.  
  • Haz que la música forme parte de las rutinas. Asociad una canción a cada actividad: recoger los juguetes, lavar los dientes, bañarse, vestirse, irse a la cama… Las canciones introducen nuevas palabras y ritmos, y eso estimulará el lenguaje de tu peque.
  • Usa canciones cortas, simples. No hace falta que seas un músico experto, puedes inventarte las canciones tu mismo y aprovechar para añadir el nombre de tu hijo/a o el tuyo en ellas. Los niños reconocen la melodía de una canción mucho antes de entender su significado.
  • Bailad con la música. El baile ayuda a que la mente y el cuerpo trabajen conjuntamente, de esta forma los niños trabajan sus habilidades motoras y aprenden a expresarse con el movimiento. Si es una canción más movida o rockera, muévete más rápido; si es una canción más tranquila y relajada, haz movimientos suaves y lentos. Anímale a que dé palmadas, a que siga el ritmo de la música.
  • Crea un ambiente rico sensorialmente. Puedes añadir material a las canciones y a los bailes: cintas, pañuelos, muñecos, instrumentos… A los peques les encanta participar en las actividades musicales y de esta forma sacan mucho más provecho de sus beneficios que escuchando la música de forma pasiva.
  • Y por supuesto, muéstrale también tus artistas y canciones favoritas. Los niños no sólo tienen que escuchar música infantil, todo tipo de música puede ser enriquecedora para ellos.

La música aporta alegría y felicidad a toda la familia, ¿estáis de acuerdo?

¡A cantar y a bailar!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *