Mi hijo tartamudea, ¿debo preocuparme?

Mi hijo tartamudea, ¿debo preocuparme?

Hoy tengo el privilegio de tener una invitada en el blog: Maria Luz Simón, neurologopeda del Centro Baobab en Sant Celoni, que nos hablará sobre el tartamudeo en los niños. Hablaremos sobre qué es la disfemia, los tipos que hay, factores de riesgo y características. Para finalizar propondremos unos consejos y orientaciones para padres y madres.

A nivel general se puede decir que la disfemia o tartamudez es un problema del ritmo y fluidez del habla.

Encontramos 2 tipos de disfemia, la evolutiva o fisiológica y la consolidada.

DISFEMIA EVOLUTIVA

Es un periodo de tartamudeo, entre los 2 años y medio y los 5 años, en el que los niños todavía están adquiriendo el lenguaje y hace que a veces, quieran expresar muchas cosas a la vez y no saben cómo hacerlo. Además, los órganos bucofonatorios (lengua, labios…) todavía no están suficientemente maduros, con lo que la velocidad del lenguaje no se produce con la rapidez que el niño quiere. Generalmente, la tartamudez desaparecerá sin dejar huella.

Características de la disfemia evolutiva:

  • Repetición de sílabas iniciales o monosílabos. (Ej: “Yo yo yo voy al parque”, “Te-te-tengo miedo”, “pero pero pero no me gusta”)
  • La disfemia fluctúa
  • El niño/a no reacciona de manera negativa ni se frustra
  • No hay miedo ni evitación
  • No hay bloqueos, tensiones ni tics asociados (Ej: guiñar o cerrar los ojos, estirar el cuello, apretar manos, …)

DISFEMIA CONSOLIDADA

La CIE-10 (Clasificación Internacional de los Trastornos Mentales y del Comportamiento-O.M.S) define la disfemia como «el trastorno del habla caracterizado por la frecuente repetición o prolongación de los sonidos, sílabas o palabras, o por frecuentes dudas o pausas que interrumpen el flujo rítmico del habla».

Características de la disfemia consolidada:

  • Repeticiones en cualquier sílaba de la palabra o en palabras completas. (Ej: “D-d-d-dime algo”, “¿Ssssssabes qué es?”, Tengo u-u-u-na pregunta”, “Quedamos eh eh eh eh mañana”)
  • La disfemia no fluctúa
  • El niño/a es consciente de sus dificultades en la fluencia
  • Aparece frustración, miedo y/o evitación
  • Aparecen bloqueos, tensiones a nivel orofacial y de cuello y/o tics asociados

Las causas de la disfemia no están muy claras, y no hay ningún factor relacionado directamente con ella. Simplemente podemos hablar de factores de riesgo, como:

  • Genéticos: la disfemia tiende a ser hereditaria
  • Género: es más frecuente en hombres (75%) que en mujeres (25%).
  • Traumáticas: estados de tensión prolongados, pueden provocar disfemia.
  • Retraso del desarrollo del lenguaje: es posible que niños con un desarrollo del lenguaje más tardío u otros problemas del habla tengan más posibilidades de tartamudear.

Complicaciones de la disfemia:

  • Problemas para comunicarse con los demás
  • Sentirse ansioso al hablar
  • No hablar o evitar las situaciones que requieren del habla
  • No participar ni tener éxito en el plano social, escolar o laboral
  • Ser objeto de intimidaciones o burlas
  • Baja autoestima

CONSEJOS Y ORIENTACIONES PARA LOS PADRES Y MADRES

  • Deje al niño/a completar las frases que quiere decir, no debemos interrumpirlo ni terminar la frase por él/ella.
  • Escuchar con paciencia lo que el niño/a dice y no fijarse en cómo lo dice.
  • No hay que angustiarse ni preocuparse por la forma como habla.
  • Es recomendable mantener el contacto visual de manera natural, mientras se habla.
  • No transmitirle impaciencia o nerviosismo.
  • Tener, como mínimo, cinco minutos al día para hablar con el niño/a de manera relajada, sin prisas ni tensiones.
  • No apresurarlo para que termine de hablar.
  • No pedir que hable con rapidez y precisión todo el tiempo.
  • No hablarle con ritmo acelerado.
  • No pedir al niño/a que hable forzadamente frente a nadie (familia, amigos, desconocidos, …)
  • Acudir a un especialista si nuestro hijo/a presenta características como bloqueos, tensiones, tics, conductas de evitación, miedo a hablar, …ya que será necesario evaluar y decidir si se realiza una reeducación.

Maria Luz Simón Morientes

Neurologopeda

Núm.Col. 08/3736

Centre Baobab Sant Celoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *