Manchas de nacimiento: marrones, negras, azules, rosas y rojas

Manchas de nacimiento: marrones, negras, azules, rosas y rojas

Las manchas de nacimiento son aquellas manchas que están presentes al nacer o aparecen en las primeras semanas de vida. Son muy frecuentes y la mayoría no requieren ningún tratamiento.

La causa exacta de por qué aparecen estas manchas se desconoce. Lo que sí se sabe es que las manchas de nacimiento no se pueden prevenir y no están causadas por nada que hayas hecho o dejado de hacer durante el embarazo. Existe un mito muy extendido que atribuye la salida de manchas de nacimiento a que un antojo de la madre no se haya cumplido durante el embarazo. Esto es simplemente un mito y no es verdad.

Existen principalmente dos tipos de manchas de nacimiento: las manchas pigmentadas y las manchas vasculares.

MANCHAS PIGMENTADAS

La mayoría de las manchas de nacimiento pigmentadas consisten en una agrupación de células que contienen pigmento (melanina) que forman un trozo de piel que es de distinto color que el resto. Pueden ser marrones o negras, variando de tamaño.

  • Lunares: la mayoría suelen ser redondos, marrones y pequeños (menores que el tamaño de la goma de borrar de un lápiz). Pero también pueden aparecer otros de mayor tamaño o de diferentes colores. Si queréis conocer qué debéis esperar de los lunares de vuestro bebé y qué os debería preocupar, podéis leer este post. Aunque el riesgo de cáncer de piel en niños es muy bajo, aquellos que tienen lunares presentes al nacimiento muy grandes o gigantes tienen mayor riesgo, por lo que requieren un seguimiento más estrecho.   
  • Mancha café con leche: reciben este nombre porqué su color recuerda al color de un café con leche (marrón claro). Pueden ser grandes o pequeñas y normalmente suelen ser ovaladas. Los niños suelen tener 1 o 2 manchas de este tipo, pero si aparecen más de 6 antes que el niño cumpla 5 años, debe revisarse por el pediatra ya que puede asociarse a una enfermedad que tiene el nombre de neurofibromatosis. Por tanto, si un bebé tiene alguna mancha café con leche, en las revisiones tu pediatra deberá ir controlando si aparecen más.
  • Mancha mongólica: esta mancha es de color gris-azulada y suele aparecer en la zona lumbar y en nalgas. Es especialmente frecuente en bebés que tienen la piel más oscura. Suelen difuminarse con el tiempo (meses o años), la mayoría desaparecen antes de los 4 años.

MANCHAS VASCULARES

Las manchas vasculares consisten en vasos que no se han formado correctamente. Suelen ser rojizas, rosadas o azuladas, dependiendo de la profundidad en la piel.

  • Mancha asalmonada: es una mancha plana y rosada (color salmón) que suele aparecer en la zona central de la frente (que también recibe el nombre de beso de ángel), en la nuca (pico de cigüeña), en los párpados o en el labio superior. Suele acentuarse cuando el bebé llora. Normalmente se difuminan con el tiempo y desaparecen antes que el niño cumpla 1 o 2 añitos. Son el tipo más frecuente de mancha de nacimiento vascular y aparecen aproximadamente en la mitad de los bebés.
  • Hemangioma: a los hemangiomas les dedicamos un post entero aquí.
  • Mancha en vino de oporto: es una mancha más infrecuente. Recibe este nombre porque es de color rojo oscuro o lila, cómo si simulara una salpicadura de vino tinto sobre la piel. Suele ser plana y puede variar mucho de tamaño, des de milímetros hasta centímetros. Afecta principalmente a una mitad del cuerpo, especialmente la cara o los brazos o piernas, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Suelen persistir y crecer de forma proporcional al niño. También pueden oscurecerse de color o cambiar de textura y hacerse más gruesas con el tiempo. Si aparecen cerca de los ojos o en la frente deben controlarse de forma más estrecha porque se pueden asociar a otras afecciones médicas.

La mayoría de las manchas de nacimiento son inofensivas y no requieren ningún tratamiento. El pediatra podrá orientaros si es un tipo de mancha de nacimiento que se atenuará con el tiempo o si es más probable de que se quede con vuestro hijo a medida que crezca; y le irá haciendo un seguimiento en las revisiones. Si tu pediatra considera que es una mancha que requiere un seguimiento especial o un tratamiento, os derivará al especialista, al dermatólogo pediátrico.  

Cuando un bebé nace con una mancha en la piel suele ser una sorpresa que cuesta un poco de aceptar. Seguramente no os lo esperabais y evidentemente cuando todos nos imaginamos nuestro bebé recién nacido en brazos no nos lo imaginamos con una mancha en la piel. Cuando estas manchas aparecen por ejemplo en el rostro y son claramente visibles, la gente puede hacer preguntas o comentarios que pueden incomodar a la familia. Es importante que busquéis recursos para afrontar estas situaciones. Os recomiendo tener una explicación breve y directa preparada para responder, de esta manera vuestro hijo verá también como vosotros respondéis con naturalidad a las reacciones de los demás (por ejemplo simplemente responder “es una mancha de nacimiento”). Es muy importante que el niño aprenda a aceptarse con su mancha de nacimiento y explicarle que forma parte de su cuerpo, como puede ser tener el pelo rizado o los dedos largos. Yo en la consulta les explico que nuestra piel es cómo un pequeño árbol de navidad y que cuanto más decorada está, más especial es.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *