Lombrices: gusanos pequeños y blancos

Lombrices: gusanos pequeños y blancos

Las lombrices, también llamados oxiuros, son parásitos muy comunes. Tienen la capacidad de infestar a las personas y especialmente a los niños menores de 10 años.

Los niños suelen cogerlos con cierta frecuencia, por lo que es importante saber reconocerlos.

¿Cómo lo reconoceré?

El gusano adulto es como un pequeño hilo blanco fino del tamaño de una grapa y que se mueve. Durante la noche los oxiuros se movilizan hasta la zona del ano para poner sus huevos. Estos huevos están cubiertos de una sustancia que provoca mucho picor e irritación en el ano de los niños. Si observamos la zona del ano del niño, 2-3 horas después que se duerma, podremos detectarlos.

El síntoma principal que encontraremos será un picor intenso y nocturno en la zona del ano. Esto le producirá irritabilidad, dificultad para dormir o incluso pesadillas.

En el caso de las niñas, los oxiuros pueden llegar fácilmente a vagina, produciendo irritación a esa zona, picor, aumento de flujo o molestias al orinar.

¿Cómo se produce el contagio?

El niño que siente ese picor intenso, se rasca y en consecuencia estos huevos pueden quedar debajo de las uñas. De tal forma que si luego no se lava las manos y se toca la boca se producirá una reinfección. Asimismo, si toca las sábanas, el pijama, algún juguete o cualquier otro objeto, los huevos se trasmitirán. El ciclo reproductivo de las lombrices dura 2 semanas, por lo que en dos semanas volveríamos a iniciar los mismos síntomas. Los huevos en el medio ambiente pueden infectar durante más de 2 semanas.

¿Qué tratamiento tiene?

El tratamiento consiste en tomar un medicamento que destruye los gusanos. Como este tratamiento no actúa en los huevos, es necesario que se tomen dos dosis de este tratamiento: una al inicio y otra al cabo de 2 semanas. Es muy recomendable que toda la familia tome el tratamiento (aunque no tenga síntomas) para asegurar la eliminación definitiva de las lombrices, ya que el contagio entre familiares también es muy habitual.

Por otro lado, debemos lavar la ropa de cama, toallas, pijamas etc con agua a alta temperatura (60º) el mismo día que realicemos el tratamiento. No sacudir la ropa contaminada y ducharse por la mañana para eliminar la mayor parte de los huevos.

Para evitar que se rasque podemos usar pijamas enteros, y si tiene mucho picor se pueden hacer baños con agua tibia.

¿Cómo prevenimos que se vuelva a infectar?

  • Lavado de manos frecuente y exhaustivo, especialmente después de ir al baño y antes de comer.
  • Cortar las uñas cortas para evitar el contagio por el rascado.

3 mitos sobre las lombrices

Y para acabar, os desmiento 3 mitos muy populares sobre las lombrices y que son falsos:

  1. Las lombrices no se transmiten a través de los animales domésticos
  2. Las lombrices no están relacionados con comer dulce
  3. Las lombrices no producen bruxismo (rechinar dientes) que ya hablamos en un post anterior


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *