Las vacunas de los 12 y 14 años

Las vacunas de los 12 y 14 años

LAS VACUNAS DE LOS 12 AÑOS

A los 12 años se pondrán dos vacunas, la vacuna contra el meningococo ACWY y la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

El meningococo es una bacteria que produce infecciones graves, sobretodo meningitis y sepsis (infección generalizada) y que puede provocar secuelas importantes e incluso la muerte. Existen diversas familias de meningococos y cada familia necesita una vacuna específica. Las familias más importantes son A, B, C, W, X e Y.

En este caso la vacuna contra el meningococo ACWY cubre contra estos 4 serotipos (ACWY). Del serotipo C ya le habremos dado dos dosis previas (a los 4 meses y a los 12 meses). Puede ser que ya hayamos recibido una dosis de meningococo ACWY si pusimos la vacuna Nimenrix a los 12 meses.

La otra vacuna que se pondrá es la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Esta vacuna tiene dos dosis (separadas por 6 meses) y está financiada sólo en niñas, aunque yo la recomiendo poner en niños también, podéis leer mis motivos aquí.

El VPH es un virus que afecta a más de la mitad de las personas que mantienen relaciones sexuales, aunque por suerte, a la gran mayoría de ellas no les provoca ningún problema. En algunas ocasiones, el VPH puede persistir durante muchos años en el cuerpo y determinados tipos pueden provocar cánceres (sobretodo cáncer de cuello de útero u otros). Otra enfermedad que provoca el VPH son las verrugas genitales.

LAS VACUNAS DE LOS 14 AÑOS

A los 14 años se pone una vacuna, la vacuna contra tétanos y difteria (Td). Será una dosis de recuerdo, ya que habremos administrado previamente estas vacunas a los 2 meses, 4 meses, 11 meses y 6 años.

Recordad que la difteria es una enfermedad contagiosa producida por una bacteria que afecta de forma muy grave a las vías respiratorias altas, es decir, la nariz y la garganta, llegando a producir asfixia. La bacteria también puede atacar al corazón y al cerebro. Y el tétanos afecta al sistema nervioso central provocando rigidez generalizada de los músculos, espasmos dolorosos, dificultad para respirar y tragar y convulsiones.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *