Efectos secundarios de las vacunas

Efectos secundarios de las vacunas

Las vacunas, como todos los medicamentos, pueden causar efectos secundarios leves, moderados o graves. No obstante, las vacunas pasan unos controles de seguridad muy exigentes.

La gran mayoría de los efectos secundarios producidos por las vacunas son leves, transitorios y se resuelven en pocas horas o días. Los efectos adversos más graves son muy poco frecuentes, aproximadamente 1 caso por cada millón de vacunas puestas, por lo que son mucho menos frecuentes que la propia enfermedad contra la que estamos protegiendo con la vacuna.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes?

  • Dolor, inflamación y enrojecimiento en el lugar de la punción. Es la reacción más frecuente pero por suerte pasajera. Se presenta durante las primeras 48 horas tras la vacunación y cede en 1-2 días. En este caso podemos aplicar frío local en la zona de la punción.
  • Aparición de un pequeño bulto duro en el lugar de la punción. Ocurre sobretodo tras la vacunación frente a la tos ferina y la meningitis B (Bexsero). El bultito suele desaparecer por sí solo al cabo de unas semanas.
  • Fiebre. Casi cualquier vacuna puede producir fiebre, se presenta en menos del 10% de los vacunados. Es más frecuente que aparezca la fiebre después de la vacuna triple vírica (que se administra a los 12 meses y a los 3 años), la vacuna contra meningococo B (Bexsero), y tras la vacuna contra DTP (difteria, tétanos, tos ferina). Normalmente la fiebre aparece en las primeras 48-72 horas, excepto en la vacuna triple vírica y varicela, en que la fiebre aparece varios días después de administrar la vacuna (a los 4-15 días tras la administración). Para tratar la fiebre podemos dar un antitérmico como el paracetamol. Si la fiebre dura más de 48 horas o aparecen otras síntomas, se recomienda consultar con vuestro pediatra.
  • Irritabilidad, malestar, dolor muscular, dolor de cabeza, vómitos o diarreas.
  • Erupción en la piel. Se puede presentar en forma de una erupción generalizada, que tiene una duración breve y aparece de forma tardía, especialmente tras la vacuna triple vírica y la vacuna frente a la varicela.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *