Del capazo a la silla

Del capazo a la silla

Llegan los 4-5 meses de un bebé y a la vez llega siempre la misma pregunta en consulta: ¿puedo pasar ya el bebé a la silla del cochecito?

El capazo es la parte del cochechito que se usa especialmente durante los primeros meses de vida. El capazo es completamente horizontal y puede tener distintos tamaños en función de la marca y del modelo.

La mayoría de las marcas recomiendan pasar del capazo a la silla alrededor de los 6 meses. Pero esta es una decisión que no depende de la edad ni del tamaño del bebé, sino de su desarrollo músculo-esquelético.

Para poder tomar la decisión de que un bebé está preparado para pasar a la silla, tiene que ser capaz de controlar su cabeza, sus cervicales y sus dorsales. Esto puede ocurrir a los 6 meses o puede ocurrir antes o después, y dependerá de cada bebé. Si por su desarrollo no está preparado, no debes forzar su espalda a la postura de la silla, que suele ser una postura reclinada.

¿Y cómo puedes comprobar si tu bebé está preparado?

Puedes probar de sentarlo y sujetarlo de la cadera. Si el bebé es capaz de mantener la postura y aguanta bien su columna, estará preparado para pasar a la silla.

¿Y si llora cuando va en el capazo?

Sí, es cierto. Llega un momento que los bebés se aburren de ir en el capazo. Se aburren de ir mirando al cielo o con la capota que les tapa todo el paisaje. Pero esto tampoco es un indicador para pasar a la silla. Una buena alternativa al capazo en estos momentos podría ser el porteo, que ya sabéis que aporta muchos beneficios.

Gracias a Raquel Bermejo, fisioterapeuta y osteópata pediátrica por colaborar en este post.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *