Cómo prevenir las caries desde bebés

Cómo prevenir las caries desde bebés

Las cifras no mienten, el índice de niños menores de 6 años con caries ha crecido en los últimos años ¿por qué? ¿qué podemos hacer al respecto?

En esta ocasión contamos con la colaboración de “Una madre en el dentista” (https://unamadreeneldentista.com/), auxiliar de odontología y ganadora del Premio 20Blogs en Salud y Vida Sana en 2018, quien nos dará algunas pautas para prevenir la caries.

¿Por qué hay más caries?

Por la alimentación (incremento de azúcares), los malos hábitos de higiene y las falsas creencias.

¿Cómo prevenimos?

Desde que son bebés. En ese momento es cuando deberemos empezar a inculcar un buen hábito y rutina dental. Para ello, toma nota:

Empieza a cepillar con un dedal de silicona las encías de tu bebé después de cada toma. De esta manera retiraremos los restos de alimento y empezaremos a estimular sus encías. Además, si empiezan con la erupción de los dientes, esos masajes les aliviará de manera muy positiva las molestias que pudieran tener, aunque no todos los niños las sufren.

Cuando le salgan los primeros dientes, empezaremos a cepillar con una pasta de dientes con 1000 ppm (partes por millón) de flúor.

El cepillo deberá ser muy suave, de bebés que podrás encontrar en farmacias o incluso grandes superficies.

La cantidad que podremos será muy poca, tan solo deberemos raspar el cepillo.

En el momento que le empiezan a salir los dientes, deberemos buscar un odontopediatra que será el responsable de hacer un seguimiento a toda la dentición de nuestro hijo.

Quizás te pueda parecer pronto para llevarle al dentista, pero igual que los llevamos al pediatra a sus revisiones, los dientes también deben revisarse y en este campo, los odontopediatras son los especialistas.

A partir de los dos o tres añitos, la cantidad de pasta que deberemos poner en el cepillo de dientes se incrementa al tamaño de un grano de arroz, y es aquí, cuando la cantidad de flúor cambia y se amplía a 1450 ppm de flúor.

A partir de los 6 años, la cantidad de pasta será la equivalente a un guisante, incluido en los adultos.

Es importante resaltar, que el cepillado debe efectuarse siempre después de cada comida y el de la noche es el más importante, eso no se puede olvidar.

Además, aprovecharemos este cepillado para finalizarlo con el uso del hilo o flossers para eliminar la mayor cantidad de placa que se acumulan entre los dientes.

Sobre los cepillos infantiles y las pastas de dientes os doy unas sencillas pautas:

Cepillos infantiles

  • Siempre adaptados a su edad, no porque el cabezal sea más grande, va a limpiar más, al contrario. Puede que, al ser más grande de lo necesario, no se llegue correctamente a todos los dientes de los niños de manera correcta.
  • Mango ergonómico para las manitas de los niños. Hay algunos cepillos de aprendizaje que suelen tener el mango más largo para las manos de los adultos y un tope para que no haya accidentes a la hora de meterse mucho el cepillo en la boca.
  • Filamentos suaves.
  • Dentro de las cualidades que debe cumplir el cepillo, debe ser el niño quien elija su cepillo de dientes. Esto le motivará bastante el cepillado.

Pastas de dientes

  • La cantidad de flúor debe ser la recomendada en cada edad. No te fíes de las edades recomendadas que aparecen en los envases de las pastas de dientes, no están actualizados y nos basamos en las recomendaciones de la Sociedad Española de Odontopediatría la cual avisa que la utilización de pasta de dientes por debajo de 1000 ppm de flúor no previene la caries y sería similar a limpiar solo con agua.
  • Vigila la cantidad de pasta de dientes que ponemos en los cepillos.
  • Deja al niño elegir el sabor, no todas las pastas hoy en día son fresa o menta. Por fin han abierto el abanico de sabores y podréis encontrar sabores como tutti fruti, cereza o manzana.

Más recomendaciones:

El cepillado debe estar realizado y revisado por los padres hasta los 8-9 años aproximadamente. A partir de esta edad, deberemos revisarlo, pero deberían ser ellos ya bastante válidos como para cepillarse correctamente.

¿Cómo cepillar?

Siguiendo estas pautas: por la parte de fuera, por la que mastica y por dentro. Así durante 2 o 3 minutos, y siempre siguiendo un orden, abajo- arriba, abajo-arriba.

Lo ideal, no enjuagarse después, así el flúor de la pasta de dientes hará su trabajo durante más tiempo. Lo que podéis hacer es escupir el sobrante de la pasta de dientes.

Como decía al principio, la prevención es clave y si desde bebés les creamos las rutinas, acuden a sus revisiones y les inculcamos la importancia de una buena higiene dental, conseguiremos niños sin caries y adultos con una excelente salud dental, y esto, no solo es positivo para sus dientes, el resto del organismo también se ve beneficiado.



2 pensamientos sobre “Cómo prevenir las caries desde bebés”

  • Hola, yo tengo un bebe de 4 meses que aun no tiene ningún diente, entonces por lo que e leido aqui primero tengo que darle con un cepillo de silicona y luego a la que le salga el primer diente cambiarlo al cepillo normal no?
    Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *