Humidificador: ¿Cómo usarlo correctamente?

Hoy contamos con la colaboración de Paula, fisioterapeuta respiratoria a domicilio (www.bronquifisio.com) y en Bmum Madrid, que nos hablará sobre el humidificador. Seguramente en algún catarro de vuestros hijo/as os habéis planteado la opción de usar o no un humidificador. Hoy Paula nos saca de dudas y nos da unos muy buenos consejos para asegurar su correcto uso.

– ¿Qué objetivos tiene un humidificador?

Utilizamos el humidificador con un objetivo claro, y es hidratar toda la mucosa que recubre nuestro tracto respiratorio, tanto vías superiores como vías inferiores (pulmones). Es normal que en ambientes más secos, se recurra a este tipo de aparatos, ya que nos proporciona una humedad constante en el ambiente, y permite, que en caso de catarros, el moco se fluidifique (se vuelva más liquido) y podamos drenarlo más fácilmente.

– ¿Para qué casos sería beneficioso y partir de qué edad lo podríamos utilizar?

En toda infección del tracto respiratorio siempre hay una serie de respuestas o signos/síntomas que tenemos que aliviar. En el caso de infecciones víricas, ya sea catarro, bronquitis, laringitis, bronquiolitis, etc., una de las respuestas ante esa infección es un aumento de secreción de moco. Este moco, digamos que está bastante pegajoso y deshidratado, por lo que a nuestro sistema respiratorio le va a costar más drenarlo y expectorarlo. Así pues, esa humedad que nos proporciona el humidificador sería beneficiosa para cambiar la reología de ese moco espeso.

Al no ser algo que a simple vista pueda ser nocivo, esta recomendado en todas las edades, ya que como hemos dicho ayuda a hidratar las vías aéreas. Pero OJO, si no se utiliza con cuidado puede que en vez de beneficios tengamos complicaciones.

– ¿Humidificador de aire frío o caliente?

La evidencia nos habla de humidificadores de aire frío o a temperatura ambiente, ya que los humidificadores de aire caliente pueden propiciar lesiones como quemaduras.

– ¿Qué porcentaje de humedad buscamos? Si vivimos en sitios con mucha humedad, ¿también debemos usar un humidificador?

Lo idóneo es 60% (40-60%) de humedad, no más. Por encima de esto hacemos una invitación a que hongos y bacterias vengan a visitarnos. Deberíamos comprar una estación meteorológica para controlar siempre el tanto por ciento de humedad en el ambiente.

En el caso de ambientes muy húmedos, a veces incluso se recomienda un deshumidificador, porque al igual que la falta de hidratación es malo, el exceso de hidratación puede ser que empeore la situación, haciendo que sea la pescadilla que se muerda la cola, y ante esa sobre-hidratación, el sistema respiratorio tenga una respuesta de “más secreción de moco”.

– ¿Lo podemos dejar puesto toda la noche?

No es aconsejable ponerlo toda la noche, debemos tener un control minucioso de él, ya que como he dicho no debemos sobre-humedecer nuestro sistema respiratorio. Así pues, sería la pescadilla que se muerde la cola, y seguiríamos secretando moco.

En este caso siempre aconsejo que se ponga 10-20 minutos (como mucho 30min) antes de dormir.

– ¿Cuáles son sus recomendaciones de uso?

Aquí, muchas veces, y me incluyo, nos cuesta leer las recomendaciones del fabricante en cuanto a su uso, mantenimiento y limpieza. Siguiéndolas prevenimos o evitamos posibles contaminaciones del vapor de agua. Es por esto que debemos leer siempre las instrucciones de uso.

– ¿Sería conveniente añadir un aceite al humidificador?

Aquí voy a ser clara y decir que no. 

No lo recomiendo. Una cosa es que tu objetivo sea que huela la casa bien y otra es hidratar las vías respiratorias, pero no vamos a juntar ambos objetivos. Puede ser que no pase nada, sí, estoy de acuerdo, pero imaginemos que tu peque es alérgico a ese aceite y no lo sabes, podemos empeorar todo en un momento. Así que prefiero que sea humidificador solo.

– Y si no tenemos un humidificador en casa, ¿nos puedes dar algún truco casero?

Me encanta esta pregunta Anna, y por supuesto que hay trucos. El mejor truco es aprovechar el vapor de agua que se queda en el baño tras una ducha. Es una forma de humedecernos o humedecer a nuestro peque de forma natural. Os lo recomiendo durante el invierno. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s