Escarlatina: un clásico en pediatría

escarlatina.jpg

Aunque el nombre de escarlatina a veces puede asustar a los padres, es una enfermedad bastante frecuente en pediatría y de fácil diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria que se llama Streptococcus pyogenes. Esta bacteria es la que produce las clásicas amigdalitis (anginas) pero a la vez puede eliminar unas toxinas que producen un exantema en la piel (escarlatina).

La clínica es muy característica. Primero de todo suele aparecer fiebre alta y súbita, y posteriormente al cabo de 12-48 horas, unas manchas en la piel que se inician en la cara y cuello (respetando el triángulo que une la nariz con la boca), y luego se extienden a tórax, abdomen y extremidades. Estas manchas suelen ser rojizas y rugosas (sensación de piel de lija), y son especialmente visibles en los pliegues (axilas e ingles). El exantema puede durar hasta una semana, y cuando desaparece puede dejar una descamación residual.

Además, suele haber dolor de garganta, y si observamos la lengua del niño veremos que está muy roja y que recuerda a la piel de una fresa. Los ganglios de la zona (los del cuello) pueden inflamarse en respuesta a esta infección, y a veces también pueden aparecer vómitos, dolor de cabeza, dolor de barriga, pérdida de apetito…

llengua aframbuesada

¿Cómo la podemos diagnosticar?

Muchas veces sólo con la clínica es suficiente, ya que es muy característica. Pero en caso de duda o para confirmar el diagnóstico podemos hacer un test rápido o un frotis cogiendo una muestra de la garganta, con el que podremos saber si está presente esta bacteria.

¿Qué tratamiento tiene?

El tratamiento como ya hemos comentado es muy sencillo, con antibiótico (penicilina, amoxicilina) durante 10 días. Es importante completar los 10 días de tratamiento para evitar las complicaciones que esta infección puede causar (afectación del riñón o fiebre reumática), aunque son excepcionales. La respuesta al tratamiento suele ser rápida en 24-48 horas.

También es importante saber que se contagia por vía respiratoria, a través de las pequeñas gotitas de saliva que expulsamos al hablar, toser, estornudar… por lo que se debe excluir al niño de la guardería o colegio hasta que lleve 24 horas completas de tratamiento antibiótico y haya desaparecido la fiebre.

Y sí, aunque no es frecuente, la escarlatina se puede repetir más de una vez ya que hay diferentes tipos de toxinas que pueden producir el exantema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s