Molusco contagioso

molusco

El molusco contagioso es una enfermedad benigna de la piel, de causa vírica (Poxvirus), que afecta sobretodo a los niños entre 1 y 10 años (aunque puede afectar a todas las edades).
Consiste en unas pápulas (granitos) pequeñas y perladas, con un centro deprimido. No provocan síntomas, aunque a veces pueden picar.
Pueden afectar a cualquier parte del cuerpo pero es más frecuente la localización en el tronco y en las extremidades.

¿Cómo se trasmite?
Se trasmite por contacto directo, piel con piel, a través de objetos que hayan estado en contacto recientemente con las lesiones (toallas, esponjas, ropa, juguetes…) o por autoinoculación (el niño se toca o rasca una lesión y luego se toca otra parte del cuerpo). Los niños con dermatitis atópica pueden ser más susceptibles a la infección ya que tienen la barrera cutánea de la piel alterada.
Se ha relacionado muchas veces el contagio de la infección con las piscinas, posiblemente debido al contacto de los niños con la piel desnuda y/o al uso compartido de toallas y objetos.

¿Qué tratamientos existen?
Es una enfermedad benigna y autolimitada, por lo que las lesiones suelen desaparecer espontáneamente pero pueden tardar hasta 2 años.
Existen alternativas de tratamientos como soluciones cutáneas que se pueden comprar en la farmacia o el curetaje (que es el método que yo suelo usar en la consulta).
Alguna de estas técnicas puede dejar una mínima cicatriz residual. En todo caso debe ser tu pediatra quien establezca el diagnóstico y decida el tratamiento más apropiado, de manera individualizada.

¿Alguna recomendación?
– Evitar el contacto directo con las lesiones u objetos que hayan estado en contacto directo. Si ya ha habido un contacto accidental, lavado de manos.
– Todas las lesiones que no estén cubiertas por ropa deberían cubrirse con tiritas resistentes al agua y cambiarse cada día o cuando empiecen a despegarse.
– No debemos compartir toallas, ropa u otros objetos personales (chanclas, gafas, juguetes, flotadores…).
–  Evitar el rascado de las lesiones ya que puede ayudar a extender la infección.
– No existe ninguna razón por la cual los niños afectos no puedan ir al colegio o a la guardería. Se recomienda llevar las lesiones tapadas para evitar el contagio al resto de los niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s